Si quereis ver cómo lo hacen unos niños, aquí podeis verlo, así se os quita el miedo escénico.

1. Materiales:

brocha espumaBrocha o rodillo de espuma: os recomiendo la brocha,al ser de espuma no se verán las líneas que suele dejar la brocha de cerdas convencional.

Puedes utilizar si no un rodillo de espuma, con la brocha cubrirás menos superficie en cada pasada, pero salpica menos alrededor que el rodillo, y por lo tanto tendrás que limpiar menos alrededor y sobre tí mismo,cuando la utilices.esmalte

.

Esmalte acrílico satinado al agua: Este es de Leroy Merlin y lo encuentras aquí,hay muchos diferentes de distintas marcas, lo único importante en este caso es que sea al agua.

 

lijadora

Lijadora pequeña o papel de lija: lijar es un paso  indispensable si lo que estás haciendo es restaurar un mueble, puesto que tendrás que dejarlo de nuevo “crudo” lijar para quitar cualquier resto del acabado anterior del mueble, y si el esmalte que vas a utilizar para lacarlo no es al agua, muy probablemente también, para dar una pasada entre las 2 capas de laca que vas a tener que hacer, si el mueble ya está en crudo,el esmalte es al agua, y lo licúas bien, te podrás saltar este paso a la torera, y es de lo que se trata. Si necesitas lijar, esta lijadora es de bosch, muy práctica y pequeñita.

Ropa Vieja: si no mancharás lo que lleves, y es esmalte, aunque sea al agua sale muuuy mal.

Empezamos, es muy fácil:

Paso 1:

Limpia bien las superficies a esmaltar, si el mueble ya venía en crudo, simplemente pasa un trapo humedecido atendiendo bien a los cantos y rincones del mueble, para dejarlo limpito,si el mueble tiene un acabado previo, esta limpieza incluye el lijado de la superficie antes de pasar el trapo húmedo,hasta dejarla sin restos del acabado anterior, ármate de paciencia, se tarda.

Dejamos  secar el mueble

Paso 2:

1 mezcla reducidaSepara en un recipiente parte del esmalte y diluyelo con agua, con la brocha empieza a aplicarlo, primero en un sentido (por ejemplo en vertical) y luego en el otro (por ejemplo horizontal). Este paso sería el que llaman imprimación, pero con este tipo de esmalte no necesitas comprar un producto específico para imprimar, así nos ahorramos un producto y un paso. Aproximadamente, añade un tercio de agua de la cantidad de pintura que quieras diluir.

Paso 3:

Una vez que se haya secado el esmalte, si ves alguna imperfección pasale la lijadora, con este tipo de producto diluido en agua, yo he conseguido no tener que lijar entre capas, rápido y fácil.

Paso 4:

Diluye algo más el esmalte y vuelve a aplicarlo de la misma forma.

Si ves que necesita más capas, vuelve a lijar y a aplicar el esmalte más veces, en mi caso nunca he necesitado más de 2 capas, y la clave está en la cantidad de agua que le añadas, y en dejar secar bien la pieza entre una mano y la siguiente.

Este truco, fácil y sencillo para “lacar ” tú mismo tus muebles consiguiendo unos resultados buenísimos y protegiendo el medio ambiente, lo puedes utilizar para todos nuestros muebles low cost.

Si quieres saber lo que es lacar de verdad, a la antigua, o laca china, o la versión moderna de cómo lo hacen los profesionales en un taller de lacado de muebles con pistola,  en otro post os lo explicaremos.

En este vídeo podeis ver el paso a paso del lacado

Si quereis ver todo lo que tenemos preparado para que podais hacer vuestros propios muebles en lagoa, aquí podeis verlo: low cost furniture